Buscar

AMAR Y YA ūüĆĽ

Actualizado: 17 de jun de 2020

Ser Amarilla es creer que el mundo puede ser un lugar mejor cuando nos aprendemos a amar a nosotras mismas para amar mejor a los dem√°s.

Hace unos a√Īos, el Amor me lo explic√≥ todo. Me record√≥ que vine al mundo a amar y a ser amada. Que no vine para tener un cuerpo con medidas perfectas, ni para ser la mujer m√°s exitosa del planeta. Que mi cuerpo, quiz√°s un poco fuera de los est√°ndares de belleza, es perfecto por el hecho de ser √ļnico, irrepetible y, adem√°s, ser el m√≠o. Que el √©xito de cualquier ser humano se determina por lo mucho que ha amado. Porque es el amor, como dijo alguna vez Einstein, la fuerza m√°s poderosa, la que mueve el mundo.


Así, mi vida se llenó de color y aunque no pasó a ser más sencilla, si se volvió Amarilla cuando cada día me recuerda la lección y me devuelve a lo esencial: El amor.


Por amor, a los 17 a√Īos dict√© clases de Ingles a ni√Īos de tercero de primaria de una escuela de un barrio marginado de Bogot√°, mi cuidad. All√≠ conoc√≠ a Mar√≠a, la ni√Īa que sembr√≥ en mi coraz√≥n lo que hoy t√ļ conoces como Amarilla. A trav√©s de su vida, toqu√© con mis propias manos la necesidad de una sociedad que mire a la mujer no como un instrumento sexual, dom√©stico o con cualquier otro fin meramente utilitario. La vida de Mar√≠a, reclamaba herramientas, conocimiento y experiencias que le recordar√°n el valor infinito de su vida, de sus sue√Īos, de su ser mujer.


As√≠ tambi√©n lo reclamaban mujeres que conoc√≠ en Canad√°, Francia y Espa√Īa, pa√≠ses en donde pase alguna temporada de mi vida. A los 21 a√Īos, regresando de mis estudios en Francia, despu√©s de haber terminado mi carrera, no dejaba de preguntarme ¬ŅQu√© pasa con las mujeres del planeta?, ¬ŅQu√© pasa con mi mam√°, mis abuelas, mis t√≠as, mis amigas, las amigas de mis amigas? ¬ŅPor qu√© ellas no siempre logran ver el valor infinito que yo veo en ellas? ¬ŅPor qu√© parece que no se sienten tan hermosas como yo las veo? ¬ŅPor qu√© no se atreven a luchar por sus sue√Īos, si yo las he visto hacer cosas que pueden parecer imposibles, por amor a sus hijos, sus amigas y sus familias? ¬ŅPor qu√© algunas de ellas son capaces de hacer por otros cosas que ni siquiera intentan hacer por ellas mismas? Porque a todas nos ense√Īaron a vivir en funci√≥n de las expectativas, los est√°ndares y los juicios de los dem√°s. Porque la sociedad directa o indirectamente nos dio un libreto de c√≥mo debemos lucir y qu√© debemos hacer para ser ‚Äúhermosas, exitosas y felices‚ÄĚ. Nos dijeron qu√© y c√≥mo so√Īar‚Ķ ¬°Claro! para alimentar los bolsillos de las grandes industrias que diariamente se ven beneficiadas a costa de las inseguridades y complejos de las mujeres, entre otras cosas.


Así que, me dejé interpelar por las problemáticas de todas las mujeres que se habían cruzado por mi vida antes y después de Maria. A cada una de ellas las sentí en mi corazón y me pregunté:



¬ŅGabriela, qu√© vas a hacer? ¬ŅVas a ser parte del problema o de la soluci√≥n?

La respuesta a esa primera pregunta es: Amarilla. Un emprendimiento social que; en medio de un mundo en el que nos educan para el √©xito, el dinero y el poder y no tanto para la felicidad, aprender a amar bien, escuchar nuestro coraz√≥n, luchar por nuestros sue√Īos y por ser nuestra mejor versi√≥n; pretende dise√Īar y brindar herramientas a todas las mujeres, sin importar su condici√≥n socioecon√≥mica, para potenciar su crecimiento personal y profesional. Haci√©ndolo desde el Amor, por el Amor y para el Amor: la meta m√°s grande del ser humano.


Ser Amarilla es creer que el mundo puede ser un lugar mejor cuando nos aprendemos a amar a nosotras mismas para amar mejor a los dem√°s. Es aprender de nuestra historia, abrazar nuestro camino y darle alas a nuestros sue√Īos. Es conocernos para aceptarnos y amarnos tal cual somos. Es enamorarnos de nuestro ser mujer. Es potenciar esa fuerza femenina que llevamos dentro para humanizar el mundo, construyendo familias s√≥lidas y espacios sociales, culturales, acad√©micos y laborales en donde el bienestar integral de la persona sea lo primero.


Ser Amarilla es creer que el mundo cambia cuando decidimos amar y ya.


Amarilla soy yo, eres t√ļ, somos todas.

Gabriela Gómez Santamaría

Fundadora de Amarilla